REIKI, CIENCIA O CREENCIA

El Reiki entra en los hospitales españoles, aunque no hay aval científico. Ningún estudio riguroso demuestra que el Reiki cure más allá del placebo. El argumento es el creciente interés por parte de los pacientes. Cada día la solicitan más. Ellos comprueban los beneficios, y se ha ido instaurando en hospitales de todo el mundo. Cada año sigue creciendo acompañado de otras prácticas similares y complementarias. En muchos centros de EEUU, el Reiki ya está implantado dentro de la medicina integrativa desde hace muchos años.Para dar una explicación, los médicos que lo prescriben hablan de lo mismo que ocurre con un abrazo, con la risoterapia y con múltiples actividades que te mantienen un rato al día en contacto con otro ser humano que te atienda. En estos casos, sí hay pruebas de que mejora el sistema endocrino y las emociones.

Si analizamos el proceso vivido en Estados Unidos, podemos extrapolar perfectamente el futuro de la medicina integrativa en Europa. La pregunta es: ¿por qué negarnos en España a estos beneficios? Si bien la energía es muy difícil de medir desde el punto de vista científico, tenemos la ventaja de que no tiene ningún efecto adverso.

Debido a la vida sedentaria, autómata y la falta de contacto humano nos hace más escépticos, no olvidemos que somos animales y como tales, el tocarnos, hacernos caricias y el contacto físico nos es de vital importancia para nuestro bienestar.

“El gran problema de la actualidad a niveles médicos y psicológicos es que nos tocamos poco”

El Reiki no es una secta, no es una religión, no es una mentira, no es ciencia, no es filosofía, es una manera de armonizar cuerpo, mente y alma.

Fuente: sanacionysalud

Sergio Pachets

En nuestro interior siempre hay un niño... porque somos curiosos, y nos encantan los avances y la tecnología; estudiamos los elementos para comprenderlos y saciar nuestra curiosidad.... Deja que aflore ese niño travieso que hay dentro de ti y ante todo diviertete con lo que escribimos... (seguro que tu curiosidad va en aumento)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.