La expansión del universo es más rápida de lo que las leyes físicas pueden prever

La medición más precisa jamás hecha de la actual tasa de expansión del Universo arroja un valor que resulta incompatible con las mediciones de radiación remanente del Big Bang. Si los resultados se confirman mediante técnicas independientes, las leyes de la cosmología podrían tener que ser reescritas.

Esto podría incluso significar que la energía oscura (la fuerza desconocida que se cree que es responsable de la aceleración observada de la expansión del Universo) ha aumentado en fuerza desde los albores del tiempo.

límites de incertidumbre

En el modelo aceptado de la cosmología, el Universo evoluciona a través de la acción de dos oponentes, la materia oscura y la energía oscura. La gravedad de la materia oscura tiende a disminuir la expansión cósmica, mientras que la energía oscura empuja en la dirección contraria y hace que se acelere la expansión. Observaciones anteriores hechas por el astrofísico Adam Riess y otros investigadores sugieren que la fuerza de la energía oscura ha sido constante a lo largo de la historia del Universo.

Mucho de lo que saben los científicos sobre las contribuciones relativas de la materia oscura y la energía oscura proviene de la radiación residual dejado atrás desde el Big Bang, llamado el fondo cósmico de microondas. El estudio más exhaustivo de la misma configuró un retrato del joven Universo con 400.000 años de edad,  se llevó a cabo en el observatorio Planck  de la Agencia Espacial Europea. Sobre estas mediciones los cosmólogos pueden predecir cómo evolucionará  el Universo joven, incluyendo la rapidez con que se expande en cualquier momento de su historia.

Durante años esas predicciones han estado en discordancia con las mediciones directas de la actual tasa de expansión cósmica, también conocida como la constante de Hubble. Pero hasta ahora los márgenes de error (5%) en esta constante eran lo suficientemente grandes como para ignorar esta disparidad. El mejor resultado para la constante de Hubble (Ho= 73.8 ± 2.4 km s–1 Mpc–1 ) calculada por el propio equipo de Reiss en 2011 suponía un 3,3% de incertidumbre sobre la medida obtenida.

El 5 de Abril de 2016 el profesor Reiss publicó sus últimos resultados en la revista arXiv en el que afirma haber rebajado la incertidumbre de la constante al 2,4% y concluyendo por sus mediciones que el universo se expande un 8% más rápidamente de lo que se pensaba anteriormente con los datos de Planck.

Ya queda menos.

 

Fuente: Nature

Imagen: De NASA / WMAP Science Team 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.