La guerra del automóvil. Una antigua esperanza

Hace no mucho tiempo, en una Galaxia muy , muy cercana… Durante la revolución industrial se inició una guerra épica entre dos modelos de automoción cuyo resultado marcó parte de la historia humana durante más de 100 años. Sin embargo el siglo XXI ha reabierto la ventana de la esperanza para el coche eléctrico.

LA HISTORIA

Aunque algunos pensábamos que el desarrollo de los vehículos eléctricos era una idea futurista, los datos históricos revelan lo contrario, a principios del siglo XX la conjura de las circunstancias hizo sobresalir la idea de que era mejor focalizar los esfuerzos en el transporte movido con motores térmicos. Sin embargo desde finales del siglo XIX, principios del XX entre las alternativas que se barajaban a la máquina de vapor (que no era capaz de sustituir el transporte cotidiano con caballos) se encontraba el motor eléctrico.

 

ev vs combustión
Tabla1:  Comparación histórica de motores. Fuente propia

 

¿Pero cuales fueron las razones que llevaron a este término?, seguro que no hay sólo una, y no se podrá atribuir exclusivamente a que les convenía a las grandes compañías contaminar sin conciencia para obtener mayores ingresos, actualmente quizá podríamos afirmar que el coche eléctrico puede suponer una reducción de ingresos para ciertas compañías y gobiernos que las respaldan, pero en lo que se refiere a 150 años atrás no estoy seguro de que se pueda afirmar que una actuación política inclinara la balanza hacia un modo específico de motorización. La liberalización del mercado, gracias al debilitamiento de la estructura feudal fue parte de la revolución industrial, incluso clave en su desarrollo dado que se le otorgaba mayor libertad a la creatividad y buen hacer de las personas, que les permitía disponer de parte de los beneficios obtenidos por su trabajo,   pero sería muy osado e imposible demostrar que hubiera intereses ocultos en favorecer el coche de gasolina frente al eléctrico.

La Revolución Industrial iniciada en Inglaterra se había extendido al resto de Europa hacia 1820, las mejoras en sanidad, la especialización del trabajo y las maquinas movidas por la combustión del carbón provocaron una explosión demográfica que se iba acumulando en las crecientes ciudades industrializadas, puesto que se redujo la mano de obra agraria necesaria para la producción de alimentos, el siguiente escalón de progreso pasaba por acercar el transporte motorizado a las clases no enriquecidas aún, lo que sustituiría el esfuerzo físico por un esfuerzo mecánico a la vez que suponía un ahorro en el tiempo requerido para trasladarse. Hacia 1900 los países crecientes presentaban una estructura ocupacional más diversificada, en los cuales se reducía el peso de la agricultura.

En general la línea temporal de estos cambios se produce desde Inglaterra y Holanda hacia Francia y el resto de Europa.

Imagen 1: Evolución PIB. Fuente Maddison
Imagen 1: Evolución PIB. Fuente Maddison

 

¿Por qué se inclinó la balanza hacia el lado oscuro?

Lo primero de todo es evitar la tropelía anacrónica de juzgar los hechos del pasado contando con la información actualizada y conociendo las consecuencias, nadie acusa a las civilizaciones antiguas de usar los recursos de que disponían para comer y calentarse. La verdad es que dudo que la contaminación del Medio Ambiente o el desarrollo sostenible fueran consideraciones tenidas en cuenta hace más de 100 años. De hecho la polémica medio ambiental que afectaba a la gente de la época era la contaminación de las heces de los caballos.

Por otro lado, del uso del petróleo se encuentran registros en Babilonia y Roma, tanto con fines medicinales como para iluminación, y los procesos de destilación se conocen desde el siglo X y son descritos por químicos árabes. Desde 1711 se explotan rocas bituminosas, y el proceso de refino mejora constantemente para la obtención de aceites ligeros y lubricantes, como el método de destilación patentado por James Young en 1850.

La parafina como combustible se comenzó a comercializar en 1856. Pero simultaneamente también se produce un avance en el conocimiento de los fenómenos eléctricos, desde las observaciones de Tales de Mileto con la fricción del ámbar en 600 A.C, pasando por los experimentos y modelos teóricos de Franklin, Coulomb, Volta, Ampere, Faraday, la teoría unificada del electromagnetismo de Maxwell (1873) y las demostraciones de Hertz, hasta las diversas aplicaciones que imaginaron y diseñaron Tesla, Siemens, Bell y Edison. De hecho sería la energía eléctrica la que se impondría hegemónicamente en los sistemas de alumbrado, lo cuál provocó también una revolución para el intercambio de información, aunque no sucedió lo mismo con el transporte motorizado de personas y mercancías. ¿Por qué?

En 1888 Bertha Benz realizó un viaje de 200 km alimentando el coche diseñado por su marido en diversas farmacias del camino, demostrando que los ciudadanos podrían trasladarse de manera más económica con la creación de Benz. Pareció ser una buena campaña de Marketing. Hasta 1906 se vendieron 300 coches de la marca. Durante las dos primeras décadas del siglo XX convivieron ambos modelos de automoción. Las ventajas e inconvenientes que se atribuían a cada uno eran muy semejantes a las actuales.

coche electrico vs vehículo de combustión interna
Comparativa coche eléctrico vs vehículo de motor térmico. Fuente propia

 

Finalmente parece ser que la proliferación de campos petrolíferos, los precios más asequibles y una mayor autonomía vencieron al silencioso coche eléctrico, que quedó al ralentí esperando una nueva oportunidad. Más cuando el motor de combustión se benefició del encendido eléctrico, que sustituyó a la manivela. Sin embargo, las condiciones tecnológicas actuales y un cierto cambio de mentalidad haría pensar que los inconvenientes que pesaban sobre el vehículo eléctrico se han reducido considerablemente, y pueden continuar esa tendencia.

Ni siquiera se trata de imponer un nuevo modelo de transporte, si no de dar a conocer que esa opción existe, y que cada uno puede analizar y elegir la opción que más le convenga, de momento aparece tan sólo como una opción para trayectos cortos ya que la infraestructura es aún limitada, pero veremos como sigue avanzando en los próximos años.

 

Información complementaria:

Mitos de la revolución industrial

El futuro del coche eléctrico

DIARIOMOTOR; La Historia del coche eléctrico

WIKIPEDIA: Historia del petroleo

La Bujía

Historia del automóvil 

LA ECONOMÍA DE OCCIDENTE Y LA DEL RESTO DEL MUNDO EN EL ÚLTIMO MILENIO. ANGUS MADDISON

MOTORPASIÓN: El motor de arranque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.