Llegan las Metrolineras

La semana pasada en Madrid, se inauguró la primera Metrolinera piloto, lo que viene a ser un puesto de carga a pie de estación de Metro para coches eléctricos, usando para ello la propia energía cinética del tren para abastecer las baterías de nuestros vehículos.


El proyecto se llama Train2Car, y es fruto del consorcio entre Metro de Madrid, Universidad Pontifica de Comillas, SICA (Sistema de Computación y Automática Genegal) y el CIEMAT (Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas). Cuenta con la financiación del Ministerio de Economia y además colaboran otras empresas como Siemens y Citroën.

Lo cierto es que la recuperación de energía en el mundo ferroviario no es nuevo, ya que contamos con una masa considerable producido por el peso de los diferentes vagones y prolongadas etapas de frenado; todo esa energía cinética producida por la inercia del convoy se utilizaba para alimentar a la propia locomotora.
En este nuevo proyecto, el objetivo es almacenar la energía cinética en las estaciones de paso a través de acumuladores y a través de un poste de carga, proporcionando una “carga rápida” alcanzado el 80% de la batería en 20 minutos.
A falta de una estandarización que simplifique los métodos de carga y antes de que pase como con la infinidad de variables que tuvieron los teléfonos móviles, el poste piloto exige un cable con conector tipo  CHAdeMO, un estándar japonés que por ejemplo utiliza el Nissan Leaf y los clónicos Citroën C-Zero, Peugeot iOn y Mitsubishi i-Miev, pero excluye al Renault Zoe y BMW i3, entre otros.
¿Saldrá esta iniciativa adelante y en unos años veremos las calles llenas de Metrolineras?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.