Proteotronics: proteínas integradas en circuitos electrónicos

El estudio de las proteínas se ha convertido en uno de los temas más candentes de la ciencia en los últimos 20 años, y no sólo para los biólogos. La comprensión de su funcionamiento y su estructura, ha atraído a científicos de disciplinas tan diversas como la física, las matemáticas y la informática. Y ahora los ingenieros electrónicos se están uniendo a la tarea.
Un grupo de investigadores de la Universidad de Salento en Lecce, Italia, está estudiando las propiedades eléctricas de las proteínas, llamando a esta especialidad “Proteotronics“.

Las proteínas tienen propiedades eléctricas únicas. Al hacer circular una corriente a través de ellas, su reacción es diferente en cada una.
En 2007, un equipo de investigadores franceses llevó a cabo un experimento con una proteína conocida como O-17, proteína fundamental en el olfato de las ratas que reacciona con aldehídos con olor a frutas, como el octanal.
Los investigadores descubrieron que la proteína tenía diferentes propiedades eléctricas al detectar distintas concentraciones de octanal. Al igual que un interruptor, dejaba pasar la corriente eléctrica o no, en función de la concentración del aldehido.
Ahora el equipo italiano ha recogido el testigo para estudiar las posibilidades de este comportamiento. Su trabajo, entre otras cosas, consiste en encontrar las proteínas que reaccionen con la sustancia química que interesa. Las posibilidades van desde crear detectores electrónicos que encuentren contaminantes en el agua o en el aire, a señales químicas de enfermedades en las personas o sencillamente una nariz electrónica.
El siguiente paso será garantizar un perfecto funcionamiento y fiabilidad a largo plazo, para que las proteínas convivan con el silicio muchos años. 

Fuente: arXiv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.